Cómo hacer Garbanzos a la carbonara. Receta paso a paso

Garbanzos a la carbonara, esta es una de las recetas que más me ha sorprendido últimamente, sobre todo porque pienso ¿por qué no habré hecho antes?. Es una forma rápida de tener un plato muy completo en la mesa en diez minutos, esto si que es comida rápida o “fast food” pero la de buena.

Que nadie me diga que no puede hacer esta receta porque no sabe cocinar, tan sólo tenéis que seguir los pasos y ya veréis que sencillos son de hacer estos garbanzos a la carbonara, como siempre digo, hay que tener un tarro de garbanzos cocidos en la despensa porque nos pueden sacar de más de un aprieto.

En casa que son adictos a los espaguetis a la carbonara, estos garbanzos han triunfado, así que para los peques y no tan peques a los que les cuesta un poco comer legumbres este plato es ideal. A continuación os explico la receta de garbanzos a la carbonara paso a paso. 

Cómo hacer garbanzos a la carbonara, receta explicada paso a paso.

Ingredientes

  • Un tarro de garbanzos cocidos (400 gramos escurridos)
  • 4 yemas de huevo
  • 1 tira de panceta
  • Un trozo de queso parmesano
  • Pimienta negra recién molida
  • Una pizca de sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Rallamos el queso, reservamos.

En una sartén ponemos la panceta cortada en dados y salteamos hasta dorar, sin nada de grasa, con la que tiene es suficiente. Reservamos.

Ponemos en una sartén un poco de aceite de oliva virgen extra

Añadimos los garbanzos y salteamos un par de minutos. Los garbanzos de tarro, los enjuagamos muy bien bajo el grifo y escurrimos.

Incorporamos la panceta.

Por otro lado ponemos las yemas de huevo en un cuenco, las claras las reservamos para otra preparación.

Y batimos.

Incorporamos el queso rallado, pimienta negra y mezclamos.

Vertemos esta mezcla sobre los garbanzos.

Apagamos el fuego.

Y mezclamos con suavidad, lo de apagar el fuego es para conseguir que la yema de huevo se cocine pero que quede una crema suave, y no que se cuaje como si fuera una tortilla. Con el calor residual de los garbanzos tendremos bastante, sobre todo si tenéis placa vitrocerámica y si no podéis ponerlo al mínimo.

Y ya sólo nos queda servir con un poco de más queso por encima y un poco de pimienta recién molida. A los peques les podéis poner del molinillo de pimienta surtida, es muy suave.

Estos garbanzos a la carbonara están riquísimos y ya tenéis una nueva forma de comer legumbres. Es otra de las ideas que he aprendido en Jaén Gastronómico y que nos ha enseñado el genial Pedrito Sánchez.

image_printImprimir
Ana María Gutiérrez García
Ana María Gutiérrez García
Cocinando entre Olivos. Gastronomía, Aceite de oliva virgen extra y Recetas explicadas de forma sencilla, con fotografías paso a paso para que cualquiera se anime a cocinar. "Si a mí me sale a ti te saldrá mejor".
Índice de contenidos
Cocinando entre olivos
Cocinando entre olivos
Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Cocinando entre olivos
Cocinando entre olivos
Cocinando entre olivos
Cocinando entre olivos
Cocinando entre olivos
Archivos
Categorías
Cocinando entre olivos
Cocinando entre olivos

Otras entradas que pueden interesarte

15 comentarios

  1. Está claro que de estos garbanzos no se dejan ni uno en el plato, y es que las legumbres le cuestan a más de uno, pero es porque no las cocina tan apetecibles como las tuyas

    ¡Besos mil!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.