Dulce o Carne de membrillo. Paso a paso

Hoy os enseño cómo hacer carne o dulce de membrillo, porque hay que aprovechar los productos de temporada, en este caso los membrillos, y elaborarlos en conserva, mermelada o en dulce para poder disfrutarlos durante todo el año, lo que se ha hecho siempre.
Todos los años suelo hacer carne o dulce de membrillo, pero es que además he tenido la suerte de que mi amiga María José me ha regalado estos membrillos o gamboas y me he puesto manos a la obra.
Hay muchas formas de hacer este dulce o carne de membrillo, “cada maestrillo tiene su librillo”,  se pueden cocer primero o incluso hornearlos y luego quitarles la piel y semillas, pesarlos y ponerlos al fuego con la misma cantidad de azúcar; hay quien le añade zumo de limón y canela; hacerlos con piel y luego pasar por un chino; cocerlos en la olla express o con Thermomix… yo os pongo la receta de carne de membrillo que hago siempre, esta queda estupendaque. Espero que os guste y que os animéis a hacerla en casa.
La carne de membrillo aguanta mucho tiempo en el frigorífico, aunque si hacéis mucha lo mejor es ponerla en moldes de aluminio desechables pequeños y congelarlos, así la vais sacando según necesitéis.

Cómo hacer Carne o Dulce de membrillo, receta paso a paso.

Ingredientes

  • Membrillos
  • Azúcar
  • Agua

Elaboración
Con un paño limpiamos los membrillos para eliminar la pelusilla que tienen.

Qué diferencia con la primera fotografía, verdad?

Los partimos por la mitad (con un buen cuchillo y con cuidado) y luego a su vez en más trozos…
le quitamos la parte blanca y áspera.

Los pelamos y vamos cortando en trozos…

La mayor parte de la pectina se concentra en las semillas y en las pieles, así que he puesto un poco de cada cosa en una gasa.

Ponemos todo el membrillo (Ha pesado 2.700 Kg) cortado en una perola…

Le añadimos un poco de agua, muy poco…yo sólo he puesto medio vaso de agua, las dos gasas con los corazones y pieles, y el azúcar, he puesto 1.600 kg más o menos.

Hay quien en este momento lo tapa con un paño y lo deja reposar toda la noche, entonces no hace falta añadir agua ya que los membrillos sueltan todo su jugo.

Dejamos a fuego medio que se vayan cociendo, de vez en cuando removemos con una cuchara de madera para evitar que se agarren en el fondo.

Cuando ya estén cocidos, tras pasar unos 45 o 50 minutos, retiramos las dos gasas y trituramos. Hay que tener cuidado porque puede saltar. Lo aparto del fuego, trituro bien con una batidora, y lo vuelvo a poner en el fuego un par de minutos removiendo para que no salte.

Lo ponemos, en caliente, en recipientes, en este caso he usado tupper de plástico. Para evitar que haya condensación y que la humedad estropee en un futuro la carne, debemos dejarla al aire un par de días, le pongo por encima papel de cocina. Después los tapamos y nos dura todo el año.

 

Podéis usar esta carne de membrillo para tomarla con queso fresco, en ensalada, con foie micuit es una delicia o hacer estas recetas:

Chuletas de cerdo con salsa de membrillo.
Solomillo relleno en salsa de membrillo.
Tarta de queso manchego con membrillo.

Membrillos al vino tinto

Estrellas de foie gras y membrillo

Solomillo de cerdo en salsa de membrillo y piñones

Sándwich de membrillo, queso azul y rúcula