1

Crujientes de morcilla y manzana

Crujientes de morcilla y manzana (12)

Crujientes de morcilla y manzana, un bocado exquisito que me gusta hacer mucho, son rápidos de hacer y se pueden tomar tanto calientes como fríos. Se parte del relleno que se puede tener hecho con antelación que consiste en saltear la manzana junto con la morcilla, y después formar unos triángulos a modo de samosas con pasta brick y después hornear.

Los haremos de tamaño muy pequeño para que sean dos bocados,  la combinación de morcilla y manzana es deliciosa, tenéis en el Blog más de una propuesta como los Bombones de morcilla y manzana o la Tortilla de morcilla y manzana.

Espero que os gusten estos Crujientes de morcilla y manzana y que os animéis a probarlos.

Crujientes de morcilla y manzana, receta explicada paso a paso

Ingredientes

Crujientes de morcilla y manzana (2)

  • Morcilla de cebolla
  • Manzana
  • Pasta brick

Cómo hacer Crujientes de morcilla y manzana

Pelamos y picamos la manzana, ponemos en una sartén

Crujientes de morcilla y manzana (3)

Y salteamos hasta que esté dorada, dependerá de la manzana que uséis, si se os pega podéis incorporar unas gotas de aceite.

Crujientes de morcilla y manzana (4)

Cuando la manzana comience a estar dorada incorporamos la morcilla, yo he utilizado morcilla de tarrina, que viene sin la piel, esta es de cebolla de Pozo Alcón, de El Sevi.

Crujientes de morcilla y manzana (5)

Cocinamos unos minutos y ya tenemos listo el relleno.

Crujientes de morcilla y manzana (6)

Estiramos una lámina de pasta brick, yo he usado de rollo, así que he cortado una lámina

Crujientes de morcilla y manzana (7)

y después cortamos tiras, de unos 5 cm de ancho.

Crujientes de morcilla y manzana (8)

En el extremo inferior ponemos un poco del relleno, doblamos la esquina inferior derecha hacia arriba formando un triángulo, luego de nuevo hacia arriba, luego al otro lado…y así vamos subiendo hasta llegar arriba. Seguro que lo entendéis mucho mejor con las imágenes.

Crujientes de morcilla y manzana (9)

Al final, queda un poco de pasta brick, como no vamos a freírlas no hace falta pegar la pasta en exceso, ya que no se va despegar mucho, pero por si acaso podéis ponerle un poco de agua o de huevo batido. Si vais a freírlas entonces si que os aconsejo que hagáis una mezcla, una especie de gachilla, de harina y agua.

Crujientes de morcilla y manzana (10)

Ponemos en la bandeja del horno y horneamos a 200 º C hasta que estén dorados, se hacen enseguida así que no os descuidéis que en diez minutos están.

Crujientes de morcilla y manzana (11)

Y ya sólo quedan servir estos Crujientes de morcilla y manzana. 

Crujientes de morcilla y manzana (14)

Mirad como quedan, con un exterior muy crujiente y un relleno tierno y sabroso.

Crujientes de morcilla y manzana (1)

Estos crujientes de morcilla y manzana están muy buenos recién hechos, en caliente, pero se pueden servir también fríos, aguantan el crujiente.

Crujientes de morcilla y manzana (13)