1

Canelones de pollo, la receta de mi madre

Canelones de pollo receta

Canelones de pollo, la receta que ha hecho mi madre siempre y que a nosotros nos gustaba mucho, el otro día mi hijo me los pidió, los canelones de pato y foie grass le encantan,  y aprovechando que tenía pollo asado los preparé con su ayuda.

A continuación os explico cómo hacer canelones de pollo con fotografías paso a paso para que no tengáis dudas a la hora de hacerlos y os queden de diez.

Cómo hacer Canelones de pollo, receta explicada paso a paso.

Ingredientes

  • 2 cebollas
  • Pollo asado o cocido
  • 1 lata pequeña de paté
  • Tomate frito, 370 gr
  • 24 placas de pasta para canelones
  • 2 cucharadas soperas de harina
  • 600 ml de leche
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Picamos la cebolla y la ponemos en la sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra y de sal.

Cocinamos hasta que comience a estar dorada.

Incorporamos el pollo, normalmente lo cocemos, pero esta vez tenía mucho pollo asado y lo he utilizado. Una pechuga y dos muslos, pequeños.

Cocinamos el pollo con la cebolla unos minutos, añadimos el paté, mezclamos.

Incorporamos unas cuatro cucharadas de tomate frito y mezclamos.

Apagamos el fuego y reservamos.

En esta ocasión he utilizado placas de pasta que ya viene precocida, sólo hay que ponerlas en agua muy caliente unos quince minutos.

Cuando estén, las sacamos del agua y dejamos sobre un paño de cocina.

Ponemos sobre cada placa relleno y enrollamos formando un cilindro, un canelón.

El resto del tomate lo ponemos en una bandeja apta para el horno.

Disponemos los canelones, 24.

Para preparar la bechamel, ponemos el aceite de oliva virgen extra junto con la harina.

Rehogamos muy bien para que la harina se cocine.

Comenzamos a añadir leche poco a poco.

Mientras no dejamos de mover con las varillas, un poco de sal, pimienta y nuez moscada.

Mezclamos hasta obtener una bechamel con la textura deseada y sin nada de grumos, podéis utilizar la batidora.

Cubrimos los canelones con la bechamel.

Y rallamos queso por toda la superficie, mucho queso.

Metemos en el horno, que estará precalentado a 180º C, unos 20 minutos, calor arriba y abajo.

Os enseño los canelones de pollo, muy jugosos y con un sabor riquísimo. En mi casa son una apuesta segura.

Podéis tenerlos preparados con antelación y hornearlos al momento de comer.