1

Tarta salada de ajos frescos y queso de cabra

Tarta de ajos frescos y queso,  una riquísima tarta salada que hemos hecho con una base de masa quebrada muy crujiente elaborada con aceite, muy fácil de hacer y un relleno de ajos frescos de temporada y un queso de cabra artesano de pasta blanda.

A pesar de la cantidad de fotos que tiene este post os aseguro que es una receta muy fácil de hacer, es perfecta para llevar a una comida o cena con amigos, yo me la apunto para cuando tenga esta oportunidad.

A continuación os explico cómo hacer Tarta salada de ajos frescos y queso de cabra, receta explicada con fotografías paso a paso para que no tengáis dudas y os quede bien a la primera.

Tarta salada de ajos frescos y queso de cabra 

Ingredientes

  • 200 gr de harina
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 60 ml de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 3 huevos
  • 300 ml de nata líquida
  • 12 ajos frescos
  • 150 gr de queso de cabra Lingote
  • Sal
  • Pimienta recién molida, mezcla
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Lo primero que vamos a preparar es la masa. Ponemos todos los ingredientes en un cuenco amplio.

Y amasamos muy bien, a mano o con una amasadora.

Sacamos, formamos una bola, envolvemos con papel film y dejamos reposar una media hora en el frigorífico.

Mientras vamos a ir preparando el relleno. Limpiamos los ajos frescos, cortamos ambos extremos y eliminamos la primera capa. Estos ajos frescos son de la Vega de Granada, se los compramos al mismo agricultor a la vez que las habas, buenísimos.

Los cortamos.

Y ponemos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.

Cocinamos a fuego muy suave hasta que esté y reservamos.

Sacamos la masa del frigorífico, estiramos con la ayuda del rodillo.

Y ponemos sobre un molde desmontable y engrasado.

Repartimos bien la masa.

Ponemos encima peso, pueden ser unos garbanzos, yo tengo unas bolas que son para esto.

Metemos en el horno, que debe estar precalentado, a 180º C unos 15 o 20 minutos. Podéis hornear con calor circular o arriba y abajo, según vuestro horno.

Quitamos el peso, con cuidado de no quemarnos, se pone para que la masa no suba.

Batimos los huevos con un poco de sal y de pimienta.

Incorporamos la nata líquida y mezclamos.

Por último incorporamos los ajos frescos a los que les escurrimos el aceite.

Mezclamos y vertemos sobre la masa ya horneada.

Nos falta el queso, ya os hable el otro día de esta Quesería artesanal de Puente Génave en la Sierra de Segura de Jaén. En esta ocasión he utilizado el Queso Lingote, para los que os interesen los quesos deciros que es un queso de pasta blanda de coagulación enzimática afinado unos 30 días. Elaborado con leche de cabra pasteurizada, cuajo y sal, con una corteza enmohecida con penicillium…¡buenísimo!

Cortamos y ponemos por toda la superficie, el resto del queso lo hemos disfrutado tal cuál con un vino.

Metemos en el horno de nuevo, unos 20 minutos, sacamos.

Desmoldamos.

Ya tenemos lista esta Tarta de ajos frescos y queso de cabra para servir.

El exterior, una masa muy crujiente y el relleno…mejor lo probáis.

Os la enseño por dentro.

Tarta de ajos frescos y queso

Espero que os haya gustado esta Tarta de ajos frescos y queso de cabra y sobre todo que os animéis a hacerla.