Salmorejo de cerezas y remolacha, receta paso a paso

Salmorejo de cerezas y remolacha www.cocinandoentreolivos.com (3)

Hoy os propongo preparar un Salmorejo de cerezas y remolacha que está ¡¡buenísimo!! y el color, el color es precioso y ya sabéis que dicen que «se come con los ojos». Ya estamos en plena temporada de cerezas, cómo me gustan…así que seguro que en estos días subiré más de una receta con cerezas, estas son de Jaén, no sé si sabéis que Jaén es la primera productora de cerezas de Andalucía y la tercera de España, estas son de la zona de Torres y Castillo de Locubín.

Este salmorejo es una sopa fría, que lleva tomate como el tradicional y luego cerezas y remolacha cocida, tan sólo hay que triturarlo con un diente de ajo, un poco de pan, un chorrín de vinagre, he usado también de cereza, un buen aceite de oliva virgen extra, en esta ocasión he utilizado un picual con mucho sabor, y luego lo he terminado con unos pétalos de flor de sal, de una salinas de manantial también de Jaén, y unas hojas de albahaca.

Os dejo con la receta de Salmorejo de cerezas y remolacha paso a paso para que os animéis a hacerlo, seguro que os sorprende.

Cómo hacer Salmorejo con cerezas y remolacha, receta paso a paso

Ingredientes

  • 5 tomates pera rojos
  • 400 gramos de cerezas
  • 1 trozo de pan (35 gramos)
  • 2 remolachas cocidas (170 gramos)
  • 1 ajo
  • Vinagre de cereza
  • Aceite de oliva virgen extra picual
  • Pétalos de flor de sal
  • Albahaca fresca

Elaboración

Lavamos los tomates, los partimos en dos y los ponemos en un recipiente, en una batidora o en la Thermomix que es donde lo he hecho yo.

Añadimos el trozo de pan, al que le hemos quitado la corteza.

Ponemos el diente de ajo al que le hemos quitado el germen y un poco de vinagre de cereza.

Incorporamos también la remolacha cocida, cortada en dos.

Y las cerezas, que partimos en dos y les quitamos el hueso.

Trituramos todo a máxima potencia durante un par de minutos.

Añadimos un poco de aceite de oliva virgen extra, primer día de cosecha de Castillo de Canena, variedad picual. Y batimos todo a velocidad más suave, si tenéis Thermomix a 3.5, para que se emulsione.

Servimos frío, con unas cerezas partidas por la mitad, unas hojas de albahaca.

Y regamos con un buen chorreón del mismo aceite de oliva virgen extra.

Y ya sólo nos queda terminar con unos pétalos de flor de sal de manantial.

Os aseguro que este Salmorejo de cerezas con remolacha está buenísimo, ligero, fresco y lleno de sabor.

Perfecto para estos días de calor.