Bizcocho del Padre Pío o de las Madres Carmelitas Descalzas de Sevilla o Bizcocho de la suerte…paso a paso.

Bizcocho del Padre Pío (1)
Vaya título largo pero es que a este Bizcocho se le conoce por muchos nombres así como diferentes historias a las que se le atribuye. Unos cuentan que había un misionero, el Padre Pío, que andaba evangelizando por tierras de Egipto, solía hacer este bizcocho y regalaba porciones entre los fieles, de ahí el nombre de Bizcocho del padre Pío. Otros lo llaman Bizcocho de las Carmelitas Descalzas de Sevilla o Bizcocho de las Clarisas, aunque no me imagino a las madres fomentando la cadena a través el torno…y otros por abreviar lo llaman Bizcocho de la suerte o de la fortuna.
Y nunca he sido amante de las cadenas, pero me picó la curiosidad cuando Begoña me dio un vasito de masa el otro día, porque alguien te tiene que regalar un vaso de masa madre que no puedes tocar hasta el jueves siguiente, momento en el que empieza el largo proceso que dura diez días, y durante el cual no puedes utilizar nevera, ni batidora ni nada del siglo XXI, uyy ahora que lo pienso yo he mandado las instrucciones por email a los que les he pasado el vasito, espero no haber gafado mi suerte!!! y una vez que has terminado el proceso apartas tres vasitos que tienes que regalar a tres personas, de esta forma les deseas buena suerte…en fin vamos con el paso a paso para que podáis verlo mejor…

Ingredientes

La masa que tenemos del proceso, después de haber apartado los tres vasitos.
2 vasos de harina
2 huevos
1 vaso de aceite de oliva virgen extra
1 vaso de azúcar
1 vaso de leche
1 vaso de frutos secos do pepitas de chocolate….
1 manzana cortada en trozos
La ralladura de una naranja
1sobre de levadura química
1 pizca de sal
1 pizca de canela
Y si nadie os lo ha regalado y queréis empezar la cadena o cuento como empezar…
Masa de arranque
1 vaso de harina
1 vaso de leche
1/2 vaso de azúcar
1/2 sobre de levadura
Elaboración
Para hacer la masa de arranque, se mezcla todo en un cuenco, se deja en un sitio fresco y seco, fuera de la nevera y al día siguiente se comienza el ritual…
Y si os la regalan:
Cuando alguien te entrega la masa, la dejas en su sitio fresco y seco guardada que no le va a pasar nada hasta el jueves siguiente…
Jueves. Ponemos la masa en un recipiente mayor y le añadimos un vaso de azúcar y otro de harina y ya está.
Viernes. Se mezcla con una cuchara de madera.
Sábado. No se toca.
Domingo. No se toca.
Lunes. Se le añade un vaso de azúcar, otro de harina y otro de leche.
Bizcocho del Padre Pío 1 (1)
Bizcocho del Padre Pío 1 (2)
Bizcocho del Padre Pío 1 (3)
Las fotos son a partir del lunes porque a mi Begoña me lo dio ya medio criado 😉
Martes. Se mezcla todo con una cuchara de madera.
Bizcocho del Padre Pío (2)
Bizcocho del Padre Pío (3)
Miércoles. No se toca, aunque a estas alturas seguro que lo miráis pensando si eso afectará a la salud o a la suerte…
Jueves. Nada de nada…
Viernes. Nada de nada, bueno…si queréis podéis mirarlo.
Sábado. Por fin han pasado los diez días!!! Apartamos tres vasos de la masa y regalamos a tres personas con las instrucciones, les damos un beso y les deseamos que le vaya en la vida muy bien y todas esas cosas…
A lo que queda….
Bizcocho del Padre Pío (4)
le añadimos todos los ingredientes, mezclamos bien.
Bizcocho del Padre Pío (5)
Bizcocho del Padre Pío (6)
Bizcocho del Padre Pío (7)
Vertemos en un molde engrasado con mantequilla o con papel de horno como he puesto yo.
Bizcocho del Padre Pío (8)
Horneamos a 170ºC unos 50 minutos, es un bizcocho muy húmedo por lo que tarda bastante en hacerse, igual tenéis que dejarlo hasta los 60 minutos. De todas formas, pincháis con una brocheta y cuando está salga limpia es que está.
Bizcocho del Padre Pío (9)
Dejáis que se enfríe y a disfrutar, es un bizcocho muy esponjoso y sinceramente muy rico.