1

Salsa de tomate casera. Paso a paso.

Tomate frito (10)
Con los últimos tomates que me dio mi tía (la semana pasada ya arrancó mi tío las matas…no sé si habrán terminado con ganas de repetir el año que viene) preparé este tomate frito con la Thermomix siguiendo las instrucciones de mi amiga Mavi, nos ha encantado, tanto que ayer compré en la frutería unos tomates de Zafarraya con una pinta estupenda para volver a hacer tomate este fin de semana, lo malo es que me dijo Antonio, mi frutero, que también eran los últimos y que habrá que esperar hasta el verano que viene para conseguir tomates con sabor. Esta salsa de tomate casera no lleva sólo tomate, tiene un sofrito de cebolla, zanahoria y calabaza  que le da un sabor especial…podéis hacerla en una olla convencional aunque a mi me ha parecido genial y comodísimo hacerla en la Thermomix.
Ingredientes
1 cebolla
2 zanahorias
1 trozo de calabaza
Tomates
Una pizca de sal
1 cucharada grande de azúcar
Orégano
Aceite de oliva virgen extra
Elaboración
Pelamos y picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con aceite de oliva virgen extra.
Tomate frito (2)
Hacemos lo mismo con la zanahoria y la calabaza e incorporamos a la sartén.
Tomate frito (3)
No importa cómo troceemos las verduras ya que luego las vamos a triturar.

Cuando comiencen a dorarse lo apartamos del fuego.
Pelamos los tomates, esta vez les quite la piel porque estaban muy feos pero con la Thermomix no habría hecho falta,
Tomate frito (4)
Los ponemos en trozos en el vaso, no os he puesto cantidades porque lo hice a ojo, pero no llene del vaso del todo.
Tomate frito (5)
Le añadimos todo lo de la sartén, más la sal, el azúcar, un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra y un poco de orégano.
Tomate frito (6)
Trituramos todo a máxima potencia.
Tomate frito (7)
Programamos 30 minutos en velocidad 1 y temperatura varoma. Ponemos sobre la tapa papel de cocina y el cestillo invertido porque como no ponemos el cubilete así evitamos salpicaduras.
Tomate frito (8)
Abrimos…
Tomate frito (9)
y lo vertemos inmediatamente en botes, cerramos con la ayuda de un paño para no quemarnos, lo ponemos boca abajo y listo para usar.
Tomate frito (1)
Repetí la operación dos veces y me salieron los botes que veis en la imagen, son grandes.