1

Croquetas con setas y jamón. Paso a paso

Hoy os pongo otra receta que he hecho usando Harinas Santa Rita, y que conste que no es por hacerles publicidad…las croquetas eran de las mejores que he comido, la textura perfecta, muy suaves y además las pude formar sin problemas…

Ingredientes
12 cucharadas (soperas y colmadas)de harina especial para bechamel y croquetas Santa Rita
1 cebolla
200 gr de setas
150 gr de jamón serrano
1 litro de leche
Aceite de oliva virgen extra
Nuez moscada
Sal
Huevos
Pan rallado
Elaboración
Picamos las setas y el jamón.
Ponemos en una sartén unas gotas de aceite y salteamos unos minutos las setas.
Cuando estén añadimos el jamón y salteamos unos segundos.

Reservamos.

Ponemos aceite de oliva en una sartén, unas tres cucharadas más o menos, y pochamos la cebolla picada…

Incorporamos la harina y removemos, cocinamos unos minutos sin dejar de remover….

Comenzamos a agregar la leche (no debe estar fría, si la tenéis en el frigorífico calentarla un poco en el microondas), un poco cada vez y removemos…

vamos mezclando…

con las varillas, hasta que no quede ningún grumo. A mi no me ha hecho falta pero si veis que se os quedan grumos podéis darle una pasada con la batidora..

Una vez que esté todo homogéneo, añadimos una poca de sal, nuez moscada…si os gusta un poco de pimienta o incluso jengibre en polvo, añadimos las setas y el jamón que teníamos reservado,
mezclamos… y dejamos cocinar unos minutos, enseguida notaréis que la masa se despega de las paredes de la sartén sin problemas.

Ponemos la masa en un recipiente, yo suelo usar una bandeja que tiene el grosor de las croquetas. Tapamos con papel film y metemos en el frigorífico una vez que se haya enfriado.

Sacamos la masa al día siguiente y vamos cogiendo porciones, hay quien lo hace con una manga pastelera, con dos cucharas o a mano, formamos la croqueta y pasamos primero por huevo batido…

y luego por pan rallado

ya tenemos la primera croqueta….

y repetimos hasta que terminamos la masa, en este caso me han salido 62 croquetas. Me gusta hacer mucha cantidad, acabas un poco cansada pero las congelo y luego sólo hay que sacarlas y directamente a la freidora y eso da una alegría…

Freímos en abundante aceite caliente y listas para comer.
Os pongo aquí la imagen de la harina, que os recomiendo sinceramente.