Ajoblanco de Almería. Receta paso a paso


El Ajoblanco de Almería es diferente al resto de ajoblancos, se trata de una crema espesa que se toma de aperitivo, untada en pan tostado, o también para acompañar pescado frito.
Nunca olvidaré el primer día que lo probé, estábamos de tapas en un barecillo al lado de la Catedral, nos pusieron una tortilla, acompañada de un pegote de mayonesa (eso pensaba yo), cuando la probé…¡¡qué cosa más deliciosa!!, uyy pero si esta mayonesa tiene almendras,  aquello estaba tan rico que le pregunté al camarero que de que era la mayonesa…y asombrado me dijo «eso no es mayonesa, ¡¡¡eso es ajoblanco!!!». Desde ese momento el ajoblanco de Almería, es uno de mis vicios confesables.
En Almería se tapea muy bien, además tú eliges la tapa cuando pides la consumición y si quieres te dan opción de pedir una tapa extra, para los que nos gusta probar de todo lo de tapear está genial. El ajoblanco suele estar presente en casi todos las cartas de tapas de los bares de la ciudad. Y claro cuando empecé a ir por Almería, y lo veía en las cartas de tapas, siempre me chocaba que hubiera Ajoblanco, para mí era una sopa de almendras típica del verano, por eso nunca me la pedí.Pero desde el día de la tortilla, bendito día, creo que tengo hecho un máster porque siempre que voy a un sitio nuevo y tienen de tapa ajoblanco,  lo pido. En cada sitio es diferente, unos son más ligeros, otros tienen más almendras…el que más me gusta es el del Chele porque te lo ponen con unas rebanads de pan recién tostado que me pierde.  Aunque mi favorito, sin dudarlo es el que hace mi suegra, que a pesar de ser de Jaén ha adoptado algunos platos de la gastronomía almeriense, ya que es dónde viven.

Así que el otro día que mi suegra iba a preparar Ajoblanco de Almería, cogí la cámara y ya tengo la receta bien guardada para poder hacerlo, ella lo hace siempre a ojo, así que más o menos viendo como lo hacía puedo sacar las cantidades exactas. Por cierto, que recién hecho sabe demasiado a ajo, pero cuando reposa un poco, al menos tres horas, se suaviza y es una delicia. Dura varios días en el frigorífico y os aseguro que es de las cosas más ricas que hay en este mundo.

Ajoblanco de Almería. Receta paso a paso.
Ingredientes

  • 2 o 3 ajos
  • 1 vaso (de agua) de aceite de oliva virgen extra
  • 2 vasos (de agua) de leche
  • Pan
  • Un puñado de almendras
  • Vinagre.
  • Sal

Elaboración
El pan, luego hizo falta más.

IMG_6914

Las almendras peladas y los ajos

IMG_6916

Ponemos en el vaso de la batidora, el pan y los ajos

IMG_6918

El aceite

IMG_6919

Lo añadimos

IMG_6921

Incorporamos la sal

IMG_6923

La leche, ponemos el doble que de aceite

IMG_6922

La añadimos al vaso de la batidora

IMG_6925

Parece que hace falta un poco más de pan

IMG_6926

Trituramos todo, de nuevo

IMG_6927

Añadimos las almendras

IMG_6932

Trituramos

IMG_6937

Uyy se nos ha olvidado el vinagre, no pasa nada…se lo echamos ahora, pero vosotros ponedlo al principio.

IMG_6938

Terminamos de mezclar…la almendra debe quedar que se note, os lo dio por si lo hacéis con una batidora que tenga mucha potencia, como la Thermomix, que no lo trituréis en exceso.

IMG_6939

¿Queréis un poco?

IMG_7003